Skip to content

Categories:

El micro empresario y su banco.

Al iniciar una actividad,  el emprendedor necesita abrir una cuenta bancaria y contratar una tarjeta de crédito  para el  uso exclusivo del negocio. Es imprescindible no mezclar las cuentas de la empresa con las personales.

Durante el proceso de apertura de la cuenta,  se  indican quienes son los titulares  de la cuenta:  personas físicas  (autónomos) o jurídicas  (sociedades, comunidades de bienes, …)  y se establecen  quienes son las personas autorizadas para operar.

Asimismo, el empresario va a tener que solicitar otros servicios y productos financieros específicos tales como una línea de crédito , un seguro,  factoring o leasingdescuento comercial,  y banca on-line para consultar saldos, realizar pagos, emitir facturas electrónicas,  emitir y enviar recibos para su cobro, ordenar  transferencias o pagar impuestos.

Los  comercios abiertos al público deben contratar  un Terminal Punto de Venta (TPV) para así cobrar a los clientes por medio de tarjetas de créditodébito.

¿Qué banco elegir?

El sistema financiero español atraviesa un periodo de crisis. Durante los  últimos años de burbuja inmobiliaria y de bonanza, muchas entidades financieras españolas han realizado una pésima gestión y  el sistema se encuentra actualmente en completa reestructuración: conversión de cajas de ahorros en bancos,  necesidades de recapitalización, mejora de cuenta de resultados y de  imagen.

Esta situación ha provocado una gran escasez de créditos para el público y  una subida importante de las comisiones cobradas por los servicios prestados.

Antes de decidir que banco elegir lo primero que se debe hacer es descartar los bancos menos solventes y de peor  fama:  para ello se puede pedir las opiniones de familiares,  amigos  o consultar los  foros en Internet.

A continuación es preciso examinar las distintas ofertas, especiales para  pequeñas empresas, existentes en el mercado.  Algunos paquetes combinados de productos  pueden presentar  buenas prestaciones y condiciones atractivas.

El trato con el cliente dispensado por los empleados del banco ha de tenerse muy en cuenta:  resulta agradable trabajar con unos  buenos profesionales que asesoran de forma clara y fiable sobre los distintos productos y servicios de la entidad.

Es esencial leer la letra pequeña de folletos publicitarios  y contratos, para detectar condiciones  de permanencia o cancelaciones  por ejemplo, y comprobar los tipos de interés de los productos (Tase Anual Equivalente o TAE),  el importe de las comisiones y gastos de administración o gestión, y así evitar futuras sorpresas.

Hay que tener un cuidado especial con las promociones y los regalos que esconden rentabilidades menores u otras obligaciones de contrataciones.

En resumen,  el micro empresario  ha de valorar la transparencia, la claridad y la veracidad de la información facilitada, así como  el trato recibido, unas bases determinantes para entablar  una buena y duradera relación de confianza con el banco.

Acceso al glosario básico para emprendedores.

 

Archivado en General.

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , .


0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.